(cOsAsDiveRTIdAs:154977) * Los idiomas animales, cuestión nacional

* Los idiomas animales, cuestión nacional
animales.jpg picture by Amaliagg
 
¿En qué idioma maúlla vuestro gato, ladra vuestro perro o cacarean las gallinas en vuestra región, país, estado, universo? No, no nos hemos vuelto locos, al menos por el momento. Los animales, queridos míos, hablan. O eso parece, según se transcriben sus onomatopeyas a los distintos idiomas.
Los que de niños leíamos a Mortadelo and Company siempre hemos dado por supuesto que el ladrido de los perros era un guau-guau. Pues bien, en Inglaterra los canes tienden a emitir unos woof-woof o bow-bow, que seguramente desconcertaría a muchos amantes de los perros de origen castellano. Sin irse tal lejos, los amigos catalanes saben de toda la vida que la onomatopeya del perro es más bien un bub-bub. ¿Bub-bub?
En muchos casos es cierto que en el fondo la pronunciación es similar en todas las lenguas, sólo que unas y otros representan dicha pronunciación con letras distintas. Ahora que también hay diferencias casi inconmensurables, como diría el otro. Por ejemplo: ¿qué demonios dice un pájaro?
Para el idioma castellano el sonido de los pájaros es un tierno pío-pío. En alemán es semejante, lo cual no deja de sorprender: Piep-Piep (pronunciado pip-pip). El italiano se aleja ya un poquito, aunque mantiene esa vocal central en la que los hombres parecen reconocer el canto de los pajaritos: cip-cip (pronúnciese chip-chip). Pero ¿qué clase de pájaros tienen en Inglaterra, por dios, que entonan un incomprensible tweet-tweet?
No es de extrañar que la calificasen de pérfida Albión. Tales pájaros más que pérfidos deben ser demoníacos. Las vacas de la Gran Bretaña, en cambio, están entre las más normales del mundo. Su moo, al cabo, suena muy parecido a nuestro mu, o al elegante meuh francés. Por lo tanto, el idioma de las vacas es universal…o casi. La nota discordante la pone el euskera: ¿Marrum?
En fin que el asunto es bien curioso. También la onomatopeya de la oveja es prácticamente la misma en todas las naciones. No así, sin embargo, la del cerdo, una de las más difíciles. de hecho, algunos idiomas se desentienden, no se manchan las manos, y no le adscriben ni siquiera un mísero sonido a los gorrinos, por lo demás tan deseados a la hora de las comidas. ¿Y cómo hablan los cerdos? ¿Groing-groing, como los de Mortadelo?
signature_43.gif picture by Amaliagg

 

        

 Photobucket

  

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada