(cOsAsDiveRTIdAs:240696) A REIR

> > Una pareja de novios tuvo un fatal
> > accidente.
> > Sentados ante la puerta del Cielo, esperando a que San Pedro
> > los metiese dentro, comenzaron a preguntarse si sería
> > posible casarse en el Cielo.
> > Cuando apareció San Pedro, se lo preguntaron.
> > - Hmm… No sé… Es
> > la primera vez que me preguntan algo parecido… Dadme un
> > poco de tiempo y voy a preguntar.
> > Los dos jóvenes se sentaron de nuevo. Pasaron un par de
> > meses.
> > Con tanto tiempo esperando, se pusieron a considerar que, si
> > les daban permiso para casarse allí, su matrimonio sería
> > “eterno” y ¿qué pasaría si la cosa
> > no funcionaba?
> > - Estaríamos atados “para siempre”
> > Pasaron otros dos meses y finalmente apareció San Pedro un
> > tanto extenuado.
> > - Sí, podéis casaros
> > en el Cielo.
> > - Estupendo, respondió la pareja, pero precisamente
> > estábamos pensando qué pasaría si lo nuestro no funciona,
> > ¿también podemos divorciarnos en el Cielo?
> > San Pedro, rojo de
> > enfado, tira al suelo los papeles que traía y se dirige a
> > la asustada pareja:
> > - Me ha
> > llevado cuatro meses encontrar un cura aquí arriba, grita.
> > – ¿Sabéis cuánto me va a costar encontrar un
> > abogado?                                        
> >                                                                  
> >
>



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada